¿CÓMO AFECTA PSÍQUICAMENTE LA CRISIS ECONÓMICA?

En los seres humanos se produce una constante interacción entre la realidad que rodea al individuo, que denominamos realidad externa, y su mundo interno de deseos, fantasías, emociones, ideas y afectos, que llamamos realidad interna. El Psicoanálisis además distingue en el mundo interno un área consciente, que de hecho es la parte más pequeña, y un gran área inconsciente.

También se podría decir que la realidad interna es la forma subjetiva que cada individuo tiene de percibir y vivenciar la realidad externa. Por eso, como cualquiera puede constatar, cada persona reacciona emocionalmente de una forma diferente ante un mismo hecho de la realidad externa. En este vivenciar subjetivo, el área inconsciente del psiquismo tiene una influencia importantísima.

La profunda crisis económica que afecta a la sociedad en esta época, puede producir sentimientos de angustia debido al desamparo económico o la amenaza de sufrirlo. Pero cada individuo lo vivenciará, no sólo en función de cómo le afecta de manera directa la realidad externa (p. ejem. disminución de ingresos o pérdida del puesto de trabajo), sino también en función de cómo experimentó y superó, o no, experiencias anteriores de desamparo, sobre todo en su infancia, que se encuentran inscritas en la parte inconsciente de la mente.

Cada persona puede reaccionar con diversos grados y cualidades de angustia, que puede ser de carácter persecutorio o depresivo. En el primer caso, predominan los sentimientos de odiar o ser odiado por alguien o algo; en el segundo caso, la angustia aparece junto a sentimientos depresivos como la tristeza y la autodesvalorización, actitudes como la pasividad, la desmotivación y el derrotismo, e incluso afecciones somáticas.

Contra esas ansiedades se pueden poner inconscientemente en marcha distintos mecanismos de defensa, que pueden resultar empobrecedores, e incluso destructivos para uno mismo y para los demás en unos casos, pero también pueden ser adaptativos y constructivos en otros.

El Psicoanálisis, a través de sus diferentes formatos técnicos, puede ofrecer un abanico de posibilidades terapéuticas que van desde ayudar a contener y elaborar la angustia, hasta propiciar el desarrollo de maneras de reaccionar más constructiva frente a ella, aumentar la capacidad de luchar contra la adversidad y la creatividad de la persona.

Alejandro GuiterImagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s