HER

En los Ángeles ciudad de rascacielos transparentes donde parece que no hay secretos, vive Theodore (Joaquin Phoenix). El protagonista escribe cartas de amor por encargo. Padres, hijos, amigos y amantes, contratan estos servicios y reciben manuscritas misivas nostálgicas que formaron parte de otras vidas y del pasado ¡Qué paradoja en la era de las comunicaciones! La película nos sitúa en el contexto de una época imaginaria condicionada absolutamente por la máquina.

Cartel-de-la-pelicula-Her_54402418775_54374916805_576_694

A partir de que el protagonista solicita en su ordenador un sistema operativo, su vida cambiará profundamente, pues éste no le abandonará ni un instante. Una voz cálida y aterciopelada (maravillosa voz de Scarlett Johansson) da vida al sistema operativo con el nombre de Samantha. Ella ordena sus mensajes, descarta los avisos inútiles, le recuerda sus compromisos laborales y le aconseja sobre sus citas amorosas. El sistema operativo Samantha parece corresponder a un doble de este joven y un antídoto sobre la soledad, singular de una era con un futuro indeterminado.  Sigue leyendo

LOS GALEOTES VOLUNTARIOS

Este libro presenta un extenso y enriquecedor prefacio del propio autor, aportando evocaciones de su propia infancia de posguerra. Estos recuerdos elaborados posteriormente por Gérard Szwec han facilitado la investigación de otro tipo de Galeotes, los adictos al trabajo como defensa para alejar hechos traumáticos.

Han pasado 16 años desde la antigua edición, este tiempo le ha permitido a Gérard Szwec introducir nuevas reflexiones teóricas, así como revisar aportaciones de otros autores.

Szwec utiliza las breves notas de un famoso ultramaratoniano realizadas alrededor del lago Saroma, el escritor Haruki Murakami y su novela ensayo: De que hablo cuando hablo de correr (2010).

MARATÓN

     Esta investigación sobre el novelista le hace preguntarse a Szwec: ¿como se puede alternar un tipo de pensamiento que nos recuerda al definido como operatorio con otro tipo de pensamiento caracterizado por asociaciones, representaciones y afectos? Plantea el autor la hipótesis de que se puede hacer operativa en algunas personas una “disociación funcional” del pensamiento, como en el escritor Haruki Murakami.  Sigue leyendo

JOSÉ RALLO Y EL PSICOANÁLISIS DE LOS SUEÑOS (*II)

El Dr. Rallo ha elaborado conceptos más complicados, como la existencia de un doble contenido latente en el sueño, en el que se recogen enfoques de escuelas más modernas. Si estudiamos las hipótesis científicas sobre el trabajo onírico, entenderemos más fácilmente que proponga esos dos contenidos:

1) El primero, el clásico, histórico, descrito por Freud, está constituido

por los pensamientos latentes, en los que confluyen los restos diurnos y los

deseos y recuerdos infantiles reprimidos. A él se accede a través de las

asociaciones que parten del contenido manifiesto, rehaciendo en sentido

inverso el camino seguido por el trabajo del sueño.

2) El segundo contenido latente nos remite a la estructura y al

funcionamiento actual del aparato psíquico, en el que se incluye la fantasía

inconsciente, las ansiedades básicas, las relaciones internas de objeto y los

mecanismos de defensa.

 La complementariedad y sincronicidad de la historia biográfica y de la estructura de funcionamiento puede hacerse patente en todo material onírico. Se trata realmente de dos perspectivas desde las que considerar un mismo sueño y la relación con el terapeuta. En el fondo “son dos aspectos de la forma de trabajar con los sueños que creo que, en mayor o menor medida, todos utilizamos y que pueden servirnos … como un motivo de reflexión sobre nuestra práctica analítica con los sueños” (Rallo, 1985).

Hay otro enfoque de gran utilidad clínica si uno lo entiende y se acuerda de él: Las imágenes oníricas tienen una doble vertiente: narcisística y objetal. Cada imagen 1) puede representar un aspecto del soñante, al tiempo que 2) constituye el punto de partida de las asociaciones que, a través de lo desconocido, conducen a los deseos inconscientes.

Un ejemplo en el que Rallo basa este enfoque es el siguiente: “En el seno de una relación transferencial positiva surge el siguiente sueño,soñado la víspera: <<Veo la cara de mi padre, y sus ojos eran como dos lucecitas que se encendían y se apagaban.»… La primera asociación que surge es la de que los ojos de la paciente eran iguales a los del padre … En esta imagen onírica de la cara del padre muerto, se condensa una representación objetal, ( referida a las relaciones de objeto, es decir, a las relaciones que el individuo establece con los demás significativos saliendo así de su estado narcisista ) el recuerdo de la cara del padre, y al mismo tiempo una representación narcisística de la paciente a través de la identificación con el padre por el parecido -igualdad para el inconsciente de los ojos”.

sueños

 En otro trabajo de los años ochenta, Rallo compara dos series de sueños en los que, alternativamente, aparecen figuras muertas como vivas, y figuras vivas como muertas. Interpreta que es la consecuencia de la acción vengativa de los muertos que aparecen como vivos, y el resultado de la acción agresiva del soñante sobre los vivos que surgen así como muertos. En los sueños de muchos de nosotros reaparecen algunas de las personas que hemos perdido, en ocasiones idealizadas pero otras con el carácter de objetos destruidos y dañados a los que se busca regresivamente.

Sigue leyendo