EL DÍA DEL NIÑO

Ningún niño vale más que otro. Pequeños, débiles, desarmados. Su boca se inventó para la sonrisa. Sus manos, delicadas, para la caricia no sexual y el juego… Peter Pan lucha, en la Laguna de las Sirenas, con el capitán Garfio. Le arranca el cuchillo del cinturón y va a clavárselo, cuando ve que el pirata está en inferioridad de condiciones, más bajo que la roca, le ayuda a subir. Sigue leyendo

Anuncios

JULIO VERNE Y NOSOTROS

Un prestigioso periódico comienza a publicar las obras de Julio Verne en forma parecida a su edición original, con los dibujos que causaron ya impresión en su tiempo, y le han convertido en el autor más traducido en el mundo después de Agatha Christie.

julio verne

Juan José Millás ha escrito que Julio Verne desarrolló nuestra imaginación con sus predicciones fantásticas sobre los futuros inventos, exploraciones de la Tierra y del espacio interestelar. Quizás Fernando Savater, en sus semi-memorias sobre “La infancia recuperada”, ha concedido el valor debido a las historias de aventuras que han cautivado al público adolescente hasta la actualidad.

Ahora bien, la vida de Julio Verne no fue una aventura sin conflictos. Su padre quiso que estudiara Derecho como él, y, durante su juventud en París, nuestro autor buscó la forma de desarrollar su vocación literaria. A ello no fueron ajenos los disgustos sentimentales que sufrió con las mujeres que quiso en su lugar de nacimiento. Ello se refleja en los repetidos personajes femeninos de sus primeras novelas. Tampoco es verdad que Julio Verne no viajara. Ya en la Biblioteca nacional de París elegía las historias geográficas. Y, cuando pudo permitírselo, llegó a hacer cruceros, además de viajar por Europa. Sigue leyendo

IDENTIDAD O SUBJETIVIDAD: EL PEQUEÑO NICOLÁS

Hace pocos días en Madrid un jóven apodado en los medios de comunicación el pequeño Nicolás, producía el asombro de cualquier ciudadano que hubiera accedido a alguna de las fuentes informativas disponibles, prensa, radio, o TV. Lo más llamativo es que debido a sus artimañas este joven había aparentado, tanto ante sus compañeros de universidad como en los circuitos sociales en los que se movía, ser alguien importante; se jactaba de llevar billetes de 500 €, gastaba en consumiciones – ante espectadores- hasta 2000 €, y cerraba operaciones en un chalet del Viso; además se procuraba un chófer porque no tenía carnet de conducir, y se invitaba a acontecimientos sociales de alto standing y de gente del poder político y económico. En términos morales se le calificaría de impostor. En términos psicológicos nos encontraríamos con un intento estudiado e intencionado de aparentar ser importante, para producir admiración, consideración y aceptación en un entorno que intenta conseguir como alcanzable. No se trataba de suplantar la identidad, aunque él mostraba ser alguien distinto del que en realidad era. Lo más curioso es que los de su alrededor picaron” y se creyeron su farsa.

nicolás

¿Qué puede producir este episodio cuando se descubre el engaño?. Emociones varias, sin duda. Pero sobre todo para los receptores, para aquellos ante quien se presentaba la farsa, seguro que se han sentido estafados; ante el engaño es inevitable que uno se sienta un poco tonto, algo devaluado, por haberse fiado sin pruebas, como a ciegas, de la puesta en escena. Sigue leyendo