¿CONOCES LA CUENTA DE TWITTER DE LA APM?

La APM es una sociedad plural que fomenta e impulsa la Formación, la Práctica y la Investigación en Psicoanálisis.

¡Entra y síguenos! Informaciones de actualidad, reflexiones y videos acerca del #psicoanálisis.

Twitter: @apmadrid_org

freudpaint

Anuncios

ENTREVISTA A RAÚL FERNÁNDEZ VILANOVA, PRESIDENTE ELECTO DE LA ASOCIACIÓN PSICOANALÍTICA DE MADRID,

Raúl ¿cómo ves la situación actual del Psicoanálisis y de la APM?

El Psicoanálisis surge hace más de 100 años como ciencia de la mente humana. Como tal, explica las leyes generales de la formación y evolución del psiquismo y su evolución normal o patológica en cada persona. Es también un método y una técnica para abordar y tratar el padecimiento psíquico. Ahora bien, aunque el nucleo del descubrimiento permanece intacto, en este siglo largo de historia el psicoanálisis ha incorporado novedades que han ampliado sus aplicaciones clínicas. Esos cambios han venido sobre todo de la propia evolución del pensamiento y la práctica psicoanalítica. Sin embargo, en las últimas décadas se ha ido abriendo un nuevo frente, que tiene que ver con cambios sociales y tecnológicos. Estamos en una sociedad en transformación, y eso trae nuevos retos y nuevas posibilidades. No basta con contar con el mejor método para entender y tratar el padecimiento psíquico. Hace falta también que las nuevas generaciones sepan del psicoanálisis, y que no lo confundan con otras ofertas que proliferan en la actualidad. Y hace falta que las instituciones psicoanalíticas, la APM en nuestro caso, sean capaces de acoger las novedades que surgen, y en ese sentido estamos trabajando. Como digo, no basta con tener el mejor método.

entrevista Raull fdez vilanova guiter

¿Cuáles serán las líneas maestras de este próximo mandato?

Partimos de una idea: las instituciones son hijas de su historia y se deben a su tiempo. Más aún cuando lo institucional y lo científico tienen que ir juntos, como pasa con la APM. O sea que nuestra acción se apoyará por una parte en el trabajo de las Juntas Directivas que nos han precedido y nos han traído hasta aquí y por otra, tendrá muy en cuenta nuestra realidad de hoy. Esto último requiere un gran trabajo interno de actualización científica, y también de constante actualización de la formación que damos a los nuevos analistas. Junto con eso debe ir un importante esfuerzo de difusión y comunicación, que continuaremos haciendo mediante cursos dirigidos a médicos y psicólogos interesados en el psicoanálisis y la psicoterapia, y tambien mediante otras formas de presencia social, que explicará Pedro Gil Corbacho, el Vicepresidente de la APM y responsable del Area de Comunicación y Difusión.

Recientemente el Presidente Bolognini ha dicho que junto con el patrimonio científico y de experiencia acumulado en estos años por la Socierdad Psicoanalítica Internacional, hay también importantes problemas ¿Cuáles son esos problemas? ¿Nos afectan también en España? 

  Hay problemas, siempre los hay. Sin problemas tampoco habría progreso técnico ni científico. Creo que Bolognini se refería a los enormes cambios sociales de los últimos 30 años, que antes he mencionado, y a la necesidad que la gran institución psicoanalítica que es la IPA se adapte a esos cambios. Porque en lo fundamental los seres humanos somos como hace cien años, pero hay cambios en la composición de las parejas y las familias, en la libertad sexual, en las relaciones laborales. Las comunicaciones ahora son instantáneas, y hay una gran masa de información puesta a disposición de todos. Está claro que esto tiene aspectos positivos, ¡quién lo duda!. Pero también trae nuevos problemas. Por ejemplo, un chico puede tener 5.000 amigos y amigas, y no haber estado nunca con ninguno ni haber salido de su habitación. ¿Que hacemos con eso?

Vivimos en un mundo cada vez más acelerado y con menos tiempo para las relaciones humanas. Enseñaba uno de nuestros maestros, Donald Winnicott, y es sólo un ejemplo, que la relación cotidiana con los amigos es la primera forma de psicoterapia, un primer cauce para nuestro sufrimiento. Pero si no hay tiempo para ello, ¿cómo se compensa esa carencia?, ¿cómo nos calmamos? Puede que los más vulnerables tengan que echar mano de procedimientos poco saludables, como las adicciones, que simplifican el mundo y eliminan el contacto humano. Nó sólo las adicciones a las drogas, sino también a la pornografía, al juego, a ideologias sectarias, a distinto tipo de fanatismos.

Y está claro que todo esto nos afecta también en España. Tal vez esos problemas nos llegaron algo más tarde que a otros paises europeos, porque el prolongado período de aislamiento que siguó a la guerra civil hizo que todo llegara un poco más tarde. Pero es un retraso que ya hemos superado y estamos metidos en los mismos problemas que los demás paises europeos. Y el psicoanálisis y la APM tienen que tener cintura ante una sociedad que se transforma velozmente.

Como sociedad psicoanalítica ¿de qué manera la APM puede responder a esos cambios? 

No hay ninguna fórmula mágica. Sólo respuestas de sentido común:

  1. Sabemos que hay cambios en el mundo.
  1. Contamos con una idea sumamente plástica de la complejidad humana y un método igualmente plástico en sus recursos para entenderla.
  1. Sabemos que en las ciencias hay aspectos fundamentales y accesorios, y los psicoanalistas tenemos que pensar que eso también pasa en nuestra ciencia y en nuestra institución.
  1. Se trata entonces de distinguir lo fundamental de lo accesorio usando nuestros recursos analíticos, para adaptarnos eficazmente a las novedades que surgen. Nada que no hagan todas las demás ciencias.

Si es así de simple, podrían decirme, está hecho. Sin embargo todas las ciencias y todas las instituciones tienen dificultades para los cambios, y en eso no somos distintos. No obstante, en su historia relativamente corta el psicoanálisis ha sido capaz de crecer y de complejizar sus ideas en muchas ocasiones, para afinar su comprensión del mundo humano. Toca hacerlo una vez más dentro de la APM, promoviendo el pensamiento y la creatividad, y sugiriendo temas para una discusión abierta y respetuosa.

por Alejandro Guiter

PARAíSO: AMOR, FE y ESPERANZA

El Paraíso que antecede al título de estas tres películas parece  conducirnos al Edén,  a la felicidad utópica, al germen de nuestros ideales y  al placer de los deseos soñados.

La obra fue gestada como una sola película, pero, dada la extensión de la cinta, el director decidió fraccionarla. Cada una de las  piezas tiene entidad por sí misma y puede ser vista como una unidad, pero las tres  están interrelacionadas. Como en “Vidas cruzadas, de Robert Altman, estas tres composiciones cruzan los caminos de las tres protagonistas, unidas por vínculos de parentesco: la madre, la hija y la hermana y tía respectivamente. Discurre la trilogía durante la época estival. De este modo, cada heroína disfrutará de sus vacaciones según sus fantasías, deseos y necesidades.

      Paraíso Amor (2012) nos describe la aventura de Teresa, una mujer madura que viaja a Kenia con el deseo de descansar, además de satisfacer y experimentar una sexualidad que en su vida personal está frustrada y casi extinguida.

La composición de esta primera obra  nos enfrenta al turismo sexual tan frecuente en lugares deprimidos social y económicamente, colonizados por otros países donde impera el capitalismo.

El director austriaco establece ángulos  muy diferenciados en la película para mostrarnos las playas virginales de un complejo turístico donde Teresa conocerá a otras mujeres que viajan con el mismo objeto.

Las imágenes, unas veces hermosas, otras casi oníricas e inquietantes del complejo de vacaciones, nos muestran en planos largos y longitudinales a los turistas tumbados tomando el sol. Cuerpos estáticos y mortecinos separados por una línea de seguridad. Al otro lado se agolpan ordenadamente los nativos tratando de vender  baratijas y su propio cuerpo como un abalorio más. Como contrapunto  Seidl nos pasea por el pueblo indígena. Un contexto plagado de miserias humanas y la dramática realidad de cada nativo que vende amor adulterado para sostener la propia vida y la de su familia.

No es frecuente que se muestre la sexualidad femenina con tanta libertad y crudeza. Una sexualidad impregnada de soledad, de amargura  por la juventud perdida, de conversaciones excitantes  y de utilización de los jóvenes africanos como productos de consumo.  El director ha escudriñado en la psicología para exponer un retrato femenino sobre la angustia y el patrón al que se someten las mujeres para alcanzar un ideal propuesto desde el entorno, ideal de amor/sexo, ideal de belleza, ideal de espiritualidad.

Los psicoanalistas sabemos que no existe una sexualidad sin historia infantil, sin fantasías, sin temores, anhelos y fantasmas. Por eso hablamos de psicosexualidad y por esta razón la protagonista, que viaja a por sexo, regresa con el corazón maltrecho.  Pero no nos engañemos, viene a decirnos Ultrich Seidl, nadie miente a nadie y todos compran y venden.

La segunda obra Paraíso Esperanza (2013) nos enfrenta al complejo mundo de los adolescentes con problemas de obesidad. En este caso, la hija de Teresa pasa el verano en un campamento para jóvenes que desean rehabilitarse de sus problemas de adicción a la comida.

Asistimos a las conversaciones de los adolescentes sobre sus inquietudes sexuales, sus dificultades para elaborar lo corporal, sus juegos y su avidez. A pesar de la disciplina marcial a la que están sometidos, la curiosidad propia de una sexualidad adolescente y de las emociones que la acompañan se abrirán paso de forma turbulenta.

El juego amoroso entre los niños y los adultos puede adoptar formas eróticas, pero ha de permanecer siempre en clave de la ternura. La admiración e idealización de los adolescentes por las figuras que representan la autoridad, maestros, médicos sitúa a estos jóvenes y principalmente a la protagonista frente al halago de ser seducida, reconocida y elegida. En paralelo observamos la indefensión de los adolescentes al verse sometidos a la identificación con su agresor. Sandor Ferenczi define los procesos de seducción traumática y establece dos tipos de lenguaje entre el de la pasión del adulto y el de la ternura en los niños. Ambos idiomas deberían ser inequívocos. El director se mueve en estas turbias aguas, aunque el contexto elegido sea un bello bosque, como en el cuento de “Caperucita”, y el lobo sea una figura representativa  de la institución.

Para finalizar Paraíso: Fe (2012) nos presenta a Anna Maria, hermana y tía de las anteriores. Otra mujer que invierte sus vacaciones tratando de convertir y salvar a descarriados y marginales por medio de la religión. En esta película el fanatismo, las prácticas religiosas extremas, como sacrificios y flagelaciones, desvelan lo que se esconde tras los rituales obsesivos compulsivos y su margen de placer. Una caricatura de la religión donde el director ha forzado al máximo la historia hasta convertirla en un esperpento.

Atrapados en sus dramas, en sus mentiras y en la pérdida de la inocencia los personajes de este tríptico nos atrapan como espectadores.

El director nos ha convencido; definitivamente, el Paraíso no existe.

Magdalena Calvo Sánchez-Sierra

PARAISO:AMOR, FE Y ESPERANZA

Director: Ultrich Seidl (2012/2013)

(Austria, Francia, Alemania)