DE AGRESIONES

Cuando uno está en la consulta con un paciente delante, tarde o temprano, va a tener que ayudarle a enfrentarse con su propia agresividad. Reconocerla, comprenderla es parte fundamental del trabajo de un psicoanalista porque si bien la agresividad es fuente de vida, necesaria para la supervivencia, para la defensa de ideas y posicionamientos, también es verdad que a menudo genera culpabilidad y es al final fuente de conflicto personal o con los otros.

MUCHACHA VENTANA DALI

Últimamente tengo la impresión de que vivimos rodeados de pautas morales que ejercen una presión sobre nuestros propios conflictos personales impidiendo que éstos salgan a la luz. Es fácil en estos días confundir la censura personal con la censura que ejerce el mundo de afuera. Vivimos rodeados de supuestas formas ideales de vivir que nos coartan la búsqueda de una forma genuina de pasar por el mundo. Sigue leyendo