ESTOY DESEMPLEADO ¿QUÉ HAGO?

Lo que hasta hace pocos años era una anécdota, o una posible circunstancia pasajera, ahora deviene como una sombra que oscurece el panorama de aquél que está desempleado.

Cada quién tiene su propia y particular historia en relación a lo que está siendo o ha sido su panorama laboral: están aquellos jóvenes y no tan jóvenes que nunca han podido acceder a un puesto de trabajo para él cual están preparados, forman parte de una generación que entiendo se siente sin futuro, engañada . En todas partes les piden una experiencia laboral que no han podido tener, generalmente sus currículum suelen estar abultados de cursos, preparaciones diversas, prácticas no remuneradas, masters, idiomas que evidencian los deseos por hacer y por aprender sobre algo.

.PARO

En otro apartado, están los adultos, generalmente con carga familiar, que de pronto se encuentran inermes frente a la cara amarga del desempleo.

Por último estarían aquellos que ya muy cerca de la edad de jubilación son echados a la calle, o las empresas en la que venían trabajando desde hace un buen tiempo, recorta personal (suena horrible, que las personas sean como una figurita recortable) o cierra su puertas, la realidad es la de un panorama en el que hay mucha demanda de personas mas jóvenes y dispuestas y poca oferta de empleos mínimamente estables.

En una oportunidad le preguntaron a Freud sobre la salud mental y las metas de un tratamiento psicoanalítico y su respuesta fue sobre la pertinencia del amor y el trabajo. Sabemos que el tener un trabajo ayuda a organizar el psiquismo, hay un horario, hay un entorno laboral, hay proyectos o metas que realizar, y hay una remuneración. Perder esto supone un duelo, y como todo duelo tenemos que poder transitar por él, sin negar maníacamente lo que esta pérdida supone, y sin quedarnos identificados con lo perdido, “si la empresa murió, nosotros también”.

Los que trabajamos con pacientes sabemos que hay muchas maneras de vivir muriendo: con adicciones a las drogas, al alcohol, al ciberespacio…dormir y dormir durante el día,  hábitos poco saludables etc.

Poder hablar sobre la propia situación interna, sobre los fuertes sentimientos de desamparo que pueden surgir, ayudará a sobrellevar esta pérdida de mejor manera, ayudará a salir de este duelo mejor posicionados y con perspectivas o alternativas constructivas  y diferentes de acuerdo a cada circunstancia.

Virginia Mora Febres.

Anuncios

LA INQUIETANTE CRISIS DE LIDERAZGO

La lectura del mes de Julio de  los datos de la última encuesta del Centro de Estudios Sociológicos sobre las principales preocupaciones de los españoles muestra un peligroso descrédito de la clase dirigente. El paro es con mucho el principal problema detectado ( 80,5 %) seguido por la corrupción y el fraude ( 32,5 %) los problemas de índole económica ( 32,2 %), los políticos y la política ( 30,7 % )

En la percepcion de los españoles estarían unidos estos temas que a la vista de las últimas noticias parecen  construír la alarmante conclusión de que la incompetencia y falta de ética de una parte de la clase dirigente ha conducido al país a esta situación. El ciudadano se siente desamparado, frustrado, irritado y desesperanzado. Quienes tendrían que liderar un proyecto de país moderno, fuerte económicamente, seguro y honrado no han estado a la altura de las circunstancias.

Las cualidades del buen padre que se desean para el liderazgo como el cuidado y defensa de la familia y los hijos, la protección y el ejercicio justo de la  autoridad y la ley no parecen estar encarnadas en demasiadas ocasiones por una clase dirigente que no sólo no hace respetar la ley sino que en demasiadas ocasiones la manipula o transgrede, deslizándose así por el camino de la perversión. Inquietan, preocupan e irritan. No hay transparencia sino opacidad. No nos fiamos de ellos.

La admiración la despiertan líderes como Del Bosque o Nadal que, sin arrogancia, trabajando tenazmente, integrando al equipo o  conteniendo sus conflictos o  bien superando lesiones y adversidades han sido capaces de conseguir sonados éxitos en el terreno deportivo. El esfuerzo, la lucha y los resultados están a la vista de todos.

Las cosas son lo que parecen. Hay mayor transparencia. Nos fiamos de ellos.

 

Pedro Gil Corbacho

del-bosque