¿QUÉ OCURRE AL HACERNOS VIEJOS?

El envejecimiento y el temor a la muerte, con los cambios de todo tipo que conllevan, es algo que tenemos que atender aunque a veces nos cueste hacerlo. Si bien un niño puede comenzar a adquirir una concepción realista de la muerte desde los siete años, parece que nos cuesta creer en ella a lo largo de la vida. Las enfermedades y la disminución de las capacidades corporales nos van confrontando con el paso del tiempo.

 

La biología y las relaciones psicosociales, la regresión en la vida que supone la vejez, chocan con aquello que en psicoanálisis se conoce como la carencia de sentido del tiempo en el inconsciente. Por otra parte, lo reprimido y aquello que no hemos podido asimilar durante la vida, vuelve en sueños, en síntomas y en la forma de enfocar las relaciones cotidianas. La independencia que se consigue con los años va evolucionando hacia una mayor dependencia que precisa de la ayuda de otros familiares y de la misma sociedad. Sigue leyendo

Anuncios

USTED Y YO, ESOS DISCAPACITADOS

(En conmemoración al Día de la Discapacidad, el pasado 3 de Diciembre.)

En su trabajo sobre “La negación”, dice Freud en 1925 que :

“…con ayuda de la negación es enderezada solo una de las consecuencias del proceso represivo, a saber, la de que su contenido de representación no llegue a la conciencia. De ahí resulta una suerte de aceptación intelectual de lo reprimido con persistencia de lo esencial de la represión.”

La negación como mecanismo de defensa es universalmente utilizado frente a la angustia o el dolor que representa para el individuo la aceptación de determinadas verdades como la muerte, el envejecimiento y la discapacidad pero finalmente, no podrá prosperar y su contenido llegará de una u otra forma a la conciencia.

images-126

Anteriormente, en 1917, en su obra “Duelo y melancolía”, Freud ya había descrito el trabajo psíquico que suponía para cualquier individuo la aceptación de las pérdidas a las que está inevitablemente abocado a lo largo de su vida, ya sea de seres queridos, o de capacidades o funciones anteriormente incólumes. El individuo puede abordarlas enfrentándose a ellas o negándolas. Si escoge el primer camino, deberá realizar un proceso jalonado en etapas nítidas como la tentación de negar la pérdida, la rabia y desesperación por lo sucedido, la aceptación del dolor emocional y la negociación de un nuevo contrato con la realidad. Este difícil y doloroso trabajo emocional es necesario para poder conservar la salud psíquica, pues las demás alternativas, especialmente la negación, conducen a un menoscabo del equilibrio previo, a un camino sin salida. Sólo después de este trabajo de duelo, puede el individuo generar otras opciones que compensen la pérdida anterior.  Sigue leyendo

LA PASIÓN DEL FÚTBOL

En una memorable escena de la película “El secreto de sus ojos” (2009, segunda película argentina en ganar el Óscar a la mejor película extranjera), dirigida por Juan José Campanella, y protagonizada por Ricardo Darín, Soledad Villamil, Guillermo Francella, y otros actores) Pablo Sandoval, (Guillermo Francella),que trabaja en un juzgado, hincha del Racing Club de Avellaneda expone lleno de inspiración en un tugurio de hinchas a Benjamín Espósito (Ricardo Darín),agente judicial retirado,las profundas conclusiones sobre su propio funcionamiento psíquico y también sobre el psiquismo humano; “Mirame a mí, soy un tipo joven y como vos decís me sigo cagando en la vida viniendo a un sitio como éste…..Más de una vez me dijiste ¿Por qué estás ahí Pablo? ¿Qué hacés ahí? ¿Y sabés por qué Benjamín? Porque me apasiona. Me gusta venir acá, ponerme en pedo, cagarme a trompadas si alguien me hincha las pelotas,….y vos lo mismo Benjamín……no hay manera de que te pueda sacar de la cabeza a Irene“-

Posteriormente en otra secuencia de la misma escena, “Una pasión es una pasión” dice otro personaje, el “escribano”, el “doctor” Andretta;verdadero experto en la historia del club, explicando su incondicional amor por éste. “¿Te das cuenta Benjamín?” “El tipo ( el hombre) puede cambiar de todo. De cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios. Pero hay una cosa que no puede cambiar Benjamín: no puede cambiar de pasión…..”

11010829-balon-de-futbol-con-los-pies-en-el-campo-de-futbol

En estos días de pasión futbolística, hemos visto al presidente Obama repetir y animar ante un grupo de entusiastas el “We can” ante un decisivo partido de su resistente selección de fútbol, y a muchos otros como el de Uruguay, mostrar abiertamente su pasión deportiva, ”Los de la FIFA son una manga de viejos hijos de p….”. “Me adhiero a las palabras del Presidente”, corroboró su mujer.  Sigue leyendo