LA TRAGEDIA DE LOS ALPES

¿Por qué un joven piloto decide estrellar un avión con 150 ocupantes, en su mayoría muchachos? ¿Por qué alguien comete suicidio? ¿La depresión supone un riesgo de cometer suicidio? ¿El ser humano es intrínsecamente bueno o malo?

Según leemos, Andreas Lubitz, estaba en tratamiento por depresión, quizás temía perder su carrera como piloto por un problema de desprendimiento de retina y tal vez atravesaba un período de ruptura de pareja. En este sentido, las preguntas que nos hemos formulado sobre el psiquismo humano son inquietantes y para encontrar respuesta hay que buscar en su profundidad.

images-198

Afirmaba Freud en “Consideraciones actuales sobre la guerra y la muerte”, escrita a raíz de la devastación de la Primera Guerra Mundial, que el ser humano lleva dentro de sí un asesino potencial que, bajo determinadas circunstancias emerge dejando tras de sí un saldo de destrucción. Hay pocas dudas, especialmente después de la II Guerra Mundial de que esto es cierto, y de que la “banalidad del mal”, según describía Hanna Arendt puede emerger del interior del psiquismo de las personas “normales”. Sigue leyendo

Anuncios

SOBRE EL PREJUICIO

Los prejuicios, esos juicios apresurados, inadecuados, que nublan nuestra percepción del otro y de la realidad en general y de los que, en general no nos percatamos, son fuente habitual de conflicto y sufrimiento. Difícilmente encontremos a algún ser humano, mucho menos algún grupo, que carezca de algún nivel de prejuicio. Los prejuicios han generado dolorosas exclusiones, guerras y genocidios a lo largo de la historia.

images-188

Sigue leyendo

MARGARET LITTLE Y WINNICOTT

Con cuarenta y ocho años de edad, trece años después de haber buscado por primera vez ayuda psicológica, Margaret Little consultó a Winnicott. En una de las primeras sesiones sintió con desesperación que nunca lograría que la entendiera. Recorrió la consulta intentando encontrar un medio de comunicación y se lanzó sobre un florero con lilas blancas, lo hizo trizas y lo pisoteó.

Winnicott salió de la habitación y regresó al terminar la hora. La encontró ordenando el revoltijo y exclamó: “Podía suponer que haría eso más adelante”. Al día siguiente una réplica exacta reemplazaba al florero. Unos días después Winnicott le dijo que había roto algo valioso para él.

Winnicott

Unas semanas más tarde, durante toda una sesión, se apoderaron de ella unos espasmos de terror. Little se aferró con firmeza a las manos de su analista hasta que se liberó de los espasmos. Al finalizar Winnicott le dijo que estaba reviviendo la experiencia de su nacimiento y le sostuvo unos minutos la cabeza. Little lo rememoró después como el “nacimiento a una relación”, a través de sus movimientos espasmódicos. Nunca más volvió a experimentar esos espasmos. Sigue leyendo