El DOCTOR RALLO, UNA FIGURA DE NUESTRA CULTURA

José Rallo Romero ha fallecido recientemente a una edad avanzada, sin dejar de ver pacientes ni de escribir sobre psicoanálisis, el tema que le apasionó toda su vida. Sin dejar de acudir a los conciertos del Auditorio Nacional, de seguir por televisión los partidos de su club, el Atlético de Madrid, y de hojear tres periódicos al día. RalloCreció en Ceuta, donde escuchó desde niño las sinfonías de Beethoven y Brahms. En su casa su padre, médico encargado allí de una sala psiquiátrica, disponía de la primera edición de las obras completas de Freud. Sigue leyendo

Anuncios

JOSÉ RALLO Y EL PSICOANÁLISIS DE LOS SUEÑOS (*I)

A lo largo de su carrera el Dr. José Rallo se ha forjado un prestigio científico, tanto en España como fuera de ella, por ser un especialista en el psicoanálisis de los sueños. Aquí esbozaremos algunos de los hitos más importantes ya que, a pesar de su avanzada edad,   transmite a las generaciones más jóvenes ese punto de partida para el conocimiento del inconsciente que radica en la comprensión onírica. De los sueños que todos tenemos por las noches aunque en su mayoría los olvidemos.

Cuando soñamos, nuestras actividades se ligan estrechamente al servicio de la unidad y la continuidad entre la vigilia y la vida psíquica del sueño, entre las vivencias actuales y las pasadas, con sus vicisitudes y las pulsiones que permanecen constantes (Rallo et alt, 1974).

 

pesadillas

Esta tendencia a

1) La unificación, a la integración y vinculación, a la adaptación al principio del placer, se acompaña de

2) El trabajo de intentar elaborar los traumas que se arrastran a lo largo de la vida, junto a estas experiencias dolorosas.

En una entrada anterior en este blog ya hemos señalado la insistencia de otro psicoanalista español, Angel Garma, en la situación traumática como génesis onírica.

Valdrán estos ejemplos: Una paciente soñaba que temía que en el consultorio existiera una grabadora que fijara sus palabras, de forma que ella siempre hablaba de lo mismo. Otra paciente, cada vez que deseaba ir de viaje, soñaba que su maleta quedaba sobre la cama de matrimonio y allí buscaba inútilmente algo perdido. (Su madre había fallecido tempranamente.)

Lo repetitivo de algunos sueños demuestra que el conflicto traumático no se ha elaborado, y que ha fracasado el funcionamiento de la vida onírica hasta entonces. Sigue leyendo