LA ANGUSTIA DE SEPARACIÓN

La angustia de separación es una de las interpretaciones psicoterapéuticas que más se descuidan, principalmente por la cantidad de defensas que el paciente, y también el analista, tienen para no comprender cómo se enfrenta a la sesión el paciente antes de que llegue el fin de semana. Cómo lo vive y después, como llega el lunes a la sesión sin tener en cuenta o negando aquellos malestares que podrían explicarse con la angustia de separación.

porque-bebes-calman-brazos-644x362

 

El paciente teme muchas veces perder al terapeuta, cómo separarse de él y quedarse solo. El ejemplo más comprenisble es el de los niños pequeños que les cuesta dormir si no tienen al lado a sus padres, o a quien se ocupe de ellos. Con el tiempo tienen pesadillas y están en riesgo de entrar en depresiones o en graves estados de angustia ligados a estas separaciones precoces. La angustia ligada a la separación aparece normalmente hacia los ocho meses de vida y durante el segundo año se intensifica, para luego disminuir normalmente. Se ha visto que en muchas afecciones neuróticas y depresivas sigue teniendo su importancia esta reacción a la separación, aunque no todos los terapeutas lo tengan en cuenta y lo interpretan.  Sigue leyendo