EL MODELO DE MANDELA

 Invictus es un poema breve ecrito en 1875 por el poeta inglés William Ernest Henley. Es también el nombre de una película de 2009 dirigida por Clint Eastwood sobre Mandela y su uso de la Copa del Mundo de Rugby en 1995 en Sudáfrica, como una oportunidad para unir al país. El título se debe a que Mandela se recitaba el poema a sí mismo, ayudándose a sobrellevar los 27 años de encarcelamiento. En la película Mandela le escribe el poema al capitán de la selección sudafricana, François Pienaar, antes del comienzo del campeonato.

 

El factor humano

La película está basada en el libro El factor humano de John Carlin. Cuenta los primeros años vividos en Sudáfrica tras la abolición del sistema segregacionista del apartheid. Tras ser liberado de prisión en 1990, Mandela logró llegar años después a la presidencia de Sudáfrica, y desde ese puesto se dispuso a construir una política de reconciliación entre la mayoría negra oprimida y la minoría blanca que se mostraba temerosa de una política vengativa del nuevo gobierno.

Mandela fijó su atención en la selección sudafricana de rugby, los “Springboks”. Internacionalmente no era una de las mejores selecciones. Además no contaba con el apoyo de la población negra que lo identificaba con las instituciones del apartheid. Mandela convocó al capitán Pienaar y juntos se empeñaron en un trabajo titánico para cambiar la mentalidad del pueblo sudafricano y orientarla hacia la unidad nacional.

 mandela

 

Convencer al enemigo Sigue leyendo

Anuncios

ADOLFO SUÁREZ

Figura histórica, providencial e irrepetible para España al igual que lo fuera Mandela para Sudáfrica. Ambos ocuparon enclaves de poder singulares y excepcionales desde donde era posible transformar el sistema político y social tanto hacia la construcción como hacia la destrucción; desde una actitud de dejar hacer, a otra, de coger el toro por los cuernos.

Su visión, estrategia, gestión y legado son lo real y verdaderamente constituyentes, pues han generado un estado de relaciones humanas inédito entre los distintos actores pues han sido capaces de ordenar e integrar un sistema social y político desarticulado, obsoleto, primitivo, rígido y caótico conviertiéndolo en otro articulado, moderno, actualizado, flexible y ordenado. Sin ese necesario consenso emocional y humano nada habría sido posible por mucho que los legisladores hubieran escrito los más depurados textos constitucionales.

Image

En sentido opuesto, un ejemplo  es la oportunidad perdida tras la Constitución liberal de las Cortes de Cádiz de 1812; auténticamente moderna para su tiempo, inspiradora de muchas otras constituciones modernizadoras, tanto en Latinoamerica  como en Europa. ( Lamentablemente frustrada en España por Fernando VII y su sometimiento a Napoleón).

Sigue leyendo

MOVILIDAD EXTERIOR

emigrantes

“Cuando salí de mi tierra, volví la cara llorando, porque lo que más quería, atrás me lo iba dejando”, cantó Juanito Valderrama en “El emigrante”, en 1947. Hasta principios de los años ´70, la emigración fue para los españoles una tradición social. El vuelco de España como país de emigración a país de inmigración, no se debió sólo a una coyuntura económica sino a un vasto proceso de cambio mundial, histórico y político.

En 2012, cuarenta años después, la población de este país disminuyó en 200.000 personas en relación al año anterior, más del 10% españoles nativos, básicamente jóvenes muy bien preparados. Exilio económico y no “movilidad exterior” como poco tiempo atrás dijo una ministra en el Parlamento. La tasa de desempleo entre nuestros jóvenes supera el 50%.

¿Qué ha pasado?

Evidentemente las estructuras de Europa y de España no estaban preparadas para soportar la fuerza del tsunami económico que comenzó en América en 2007. Creo, además, que como generación, la dirigencia de nuestro país fue irresponsable con las nuevas generaciones. Siete planes de Educación en poco más de treinta años, revelan incompetencia y poca generosidad.

¿Qué podemos decir los psicoanalistas a la generación de nuestros hijos que migra?

La migración es un cambio de gran magnitud que pone en riesgo la identidad. La pérdida de objetos es muy grande, incluyendo los más valorados y a los cuales están ligados recuerdos e intensos afectos. El término “duelo” significa “dolor” y también “desafío o combate entre dos”. Estas dos acepciones son aplicables a los que emigran, ya que experimentan dolor por lo que dejan y afrontan un desafío ante lo  que les espera.

El emigrante necesita un “espacio potencial” que le sirva de “lugar de transición” entre el país-objeto materno y el nuevo mundo externo, “espacio potencial” que otorgue la posibilidad de vivir la migración como “juego” con toda la importancia que tiene el juego para el desarrollo de la salud mental del niño. Si lo puede crear, todo será más  fácil.

Ricardo Jarast