EFICACIA REAL DE LOS PSICOFÁRMACOS EN ADULTOS Y NIÑOS

La influencia en el pensamiento médico de la industria farmacéutica ha sido puesta en perspectiva por las aportaciones relativamente recientes de los medios periodísticos, científicos y médicos, que este articulo intenta recoger. Esta influencia, que es determinante en la forma contemporánea de practicar y entender la medicina, en ninguna especialidad lo es tanto como en la psiquiatría , no sólo define los tratamientos sino las propias concepciones diagnósticas.

Por ejemplo, hemos llegado a creer firmemente que la psiquiatría ha hecho un gran progreso en tratar la enfermedad mental en los últimos cincuenta años, que los científicos descubren las causas de los trastornos mentales y las compañías farmacéuticas desarrollan un número de medicamentos eficaces para estas enfermedades. Sin embargo, y aquí puede estar el lío, hoy en día hay muchísimos más enfermos mentales que antes. Dado este avance en nuestros cuidados deberíamos esperar a que el número de personas invalidadas por trastornos mentales en cifras per cápita, debería haber declinado desde que aparecieron los fármacos y tras la aparición de Prozac en 1988. Por tanto, tendríamos que haber asistido a un descenso bifásico en la caída de los ratios de invalidez por enfermedad mental. En lugar de esto, a medida que la revolución psicofarmacológica se ha desarrollado, el número de enfermos mentales, se ha disparado hasta el cielo. Más aún, este aumento en el número de personas incapacitadas mentalmente se ha acelerado más aún desde la introducción del Prozac y de otras drogas de segunda generación. La cifra total, se ha multiplicado por tres. De éstos, el 46 % por trastornos afectivos (whittaker 2011 4-11).* Quizá lo más perturbador sea que toda esta peste se haya extendido a la población infantil.

trastorno mental

La elección de Reagan en el año 80 marcó quizás el factor más fundamental en la ascensión de las grandes compañías de la gran industria farmacéutica con un cambio en el ethos público acerca del amasar riqueza mientras la ética científica pasó a hacerse una ética comercial como nunca antes había sucedido.

Sigue leyendo

PSICOSOMÁTICA PSICOANALÍTICA (II)*

El segundo grupo de pacientes corresponde a sujetos que presentan toda una serie de trastornos funcionales; son los que habitualmente llamamos pacientes psicosomáticos, aunque a mí no me gusta esa denominación. Por trastornos funcionales entendemos aquellas alteraciones del funcionamiento corporal en las que no hay ni lesión ni malformación de órgano. Aquí aparecen trastornos gástricos, respiratorios, circulatorios, inmunológicos, hormonales, cutáneos, cefaleas, etc.

En mi experiencia clínica, este tipo de alteraciones nos las encontrábamos con mucha frecuencia en pacientes que consultaban por otros motivos o eran pacientes que nos eran remitidos por médicos más sensibilizados con los conflictos  psíquicos que comprendían que las terapias orgánicas que ellos administraban no eran suficientes para la curación o mejoría de estos cuadros. Con la mayor divulgación que ha tenido la psicología y psiquiatría, cada vez se van dando más pacientes que consultan específicamente por esta sintomatología, pero sigue siendo muy frecuente que nos lleguen después de un periplo fallido por consultas médicas. Lo que encontramos en estos pacientes es una mala gestión de los afectos.

Image

El afecto es la vía específica de descarga de las tensiones psíquicas. Al mismo tiempo podemos comprobar que su expresión es siempre somática. El miedo nos hace poner tensa toda nuestra musculatura, empalidecemos, el ritmo cardíaco se acelera, etc. Sabemos que es miedo por la percepción de una amenaza real o fantaseada, y ante esa amenaza todo nuestro organismo reacciona. Un disgusto durante una comida puede alterar la digestión y esta alteración puede cronificarse en personas insatisfechas, sobre-exigentes, ambiciosas, etc. Las crisis de angustia o de ansiedad producen toda una serie de alteraciones del funcionamiento corporal. No es necesario que describa aquí todas las reacciones que nuestro cuerpo experimenta cuando nos enamoramos, cuando sentimos rabia, rencor, odio, etc. Es precisamente cuando no podemos reconocer nuestros sentimientos y/o expresarlos, cuando nuestro cuerpo termina reaccionando de una manera aparentemente enloquecida provocando distintos tipos de alteraciones funcionales. Si escuchamos al paciente podemos descubrir que esas disfunciones pueden tener que ver con aquellas reacciones orgánicas que debieron producirse si el afecto hubiera sido reconocido.

Image

Cuando nuestros pacientes pueden restaurar el flujo de sus afectos, cuando pueden gestionarlos mejor, normalmente el órgano alterado vuelve a funcionar normalmente. Desde muy pronto Freud entendió que el afecto retenido tenía un efecto tóxico en el organismo. Precisamente su primer método terapéutico consistía en recuperar el recuerdo de la escena traumática, situación frente a la que no había podido reaccionar adecuadamente, para hacer poder hacer a posteriori la descarga de la tensión retenida. Como ya he dicho, luego descubrió que la psicogénesis del mecanismo de la conversión, de su traslado al cuerpo, era más compleja, pero este primer axioma que sostiene que la tensión no descargada se termina expresando por medio del cuerpo de una manera patológica, no queda contradicho y hoy en día tiene mucha importancia en psicosomática. En mi experiencia de trabajo me he encontrado con mucha frecuencia con este tipo de problemática. Encuentro que la psicoterapia ayuda al paciente para que pueda reconocer y expresar sus sentimientos y esto tiene un efecto terapéutico de primer orden.

Fco. Javier Alarcón

(II)*Esta serie de PSICOSOMÁTICA PSICOANALÍTICA se compone de cuatro entradas (posts) que irán apareciendo en las próximas semanas. Publicamos la segunda. Atentamente.

¿Quiénes somos?

 

opiniones web

 

Tenemos el gusto de presentarle el blog “Opiniones de psicoanalistas”. El psicoanálisis es una disciplina científica creada hace más de cien años por el médico e investigador Sigmund Freud  que aborda y trabaja la dimensión inconsciente del ser humano,  que motiva y determina nuestras  conductas por la acción de poderosas fuerzas pulsionales internas que  desconocemos.

 En todos y cada uno de nosotros operan éstas fuerzas  ignoradas originadas en el transcurso de nuestra vida que  la determinan e influencian permanentemente y que permiten o impiden nuestro equilibrio psíquico y físico, el curso de los acontecimientos y el éxito o el fracaso en lo que emprendemos. Nuestra dimensión  inconsciente es enormemente poderosa aunque desconocida.

 El psicoanálisis lleva más de cien años investigando y tratando con éxito patologías psíquicas centradas en la angustia, la depresión, la inseguridad, los  trastornos de pensamiento, el dolor psíquico, los terrores inmotivados, las adicciones, los problemas de aprendizaje en el niño, las conductas inadaptadas o impulsivas en el adolescente, los trastornos de la imagen corporal, los trastornos de adaptación y muchos otros.

Al ser el primer sistema científico coherente y organizado que se creó para el abordaje  de los trastornos psíquicos existe una gran experiencia acumulada que ofrece garantías de solución como ningún otro sistema para el abordaje de los conflictos psíquicos que afligen al ser humano. Los más de 12.000 psicoanalistas de todo el mundo, en su mayoría psiquiatras o psicólogos, actualizan permanentemente el estado de su técnica en publicaciones, libros o revistas y en congresos donde ésta comunidad científica debate los avances en diferentes campos, ya sea el abordaje de diferentes trastornos, el avance de la técnica o la profundización en algún campo como la infancia o la adolescencia.

 Pero el psiquismo  inconsciente además, determina permanentemente los acontecimientos sociales, familiares, grupales e institucionales de forma que numerosas disciplinas como la sociología, la antropología, la literatura, el cine, la pintura o la escultura encuentran en el psicoanálisis la fuente de su inspiración.

Abrimos este blog pues, para dar cauce a las opiniones de psicoanalistas acreditados por la Asociación Psicoanalítica de Madrid (A.P.M.) generalmente psiquiatras o psicólogos con gran experiencia clínica, sobre algunos de estos aspectos.

De momento no será interactivo pero vd. puede enviar sus comentarios a la dirección de nuestra secretaría donde daremos cauce a determinadas cuestiones.

Tendrán posts cada quince días excepto en los meses de verano que serán mensuales.

Reciba un cordial saludo del comité de redacción del blog de la A.P.M.