(II*) APLICACIONES DE LA TRANSFERENCIA EN EL BANQUETE DE PLATÓN AL CAMPO DEL PSICOANÁLISIS

Volviendo al Banquete algo irrumpe en el proceso a través de la figura de Alcibíades. Llega tarde, además ebrio, y por tanto rompiendo las reglas que estaban establecidas. Y ahí, en ese aspecto subversivo del personaje, comienza a dar un giro el discurso sobre el amor. Algo que se venia sosteniendo sobre el amor, se desestabiliza. Sigue leyendo

I* LA TRANSFERENCIA EN EL BANQUETE DE PLATÓN

¿Qué se entiende por transferencia?
Quiero señalar que este concepto, que tanto usamos los psicoanalistas en el establecimiento de la cura, no sea específico del corpus teórico del psicoanálisis. Queremos decir, que en realidad el despliegue de la transferencia es coextensivo de los fenómenos humanos.

¡Cuántas veces hemos oído hablar de cómo entre dos amigas – en un gesto desesperado de confianza ciega – una le dice a la otra algo así como!: … ‘a ti te lo puedo contar todo porque me fío absolutamente de tí!, confianza que se pierde cuando la fidelidad del secreto compartido se infringe y la confidencia se hace extensiva a personas que no estaban en ese támdem de confidencialidad´.

O como cuando una hija traslada a la madre – en un gesto también de fe ciega – una excesiva preocupación, o un determinado sentimiento desasosegante. En principio espera obtener una comprensión casi absoluta. Pero… ¿con qué se encuentra?. Con lo opuesto de esa comprensión…, ya que lejos de calmarse… los dichos y gestos de la madre producen en la hija, las más de las veces, un efecto contrario, alejado de esa fe absoluta y confianza incondicional con las que se había ofrendado; la irritación, la hostilidad y el desamor están servidos. Las respuestas no son satisfactorias ni se acomodan a lo que se esperaba.

Así surge el interrogante o sospecha sobre ¿cómo es posible que no se consiga lo esperado? Sigue leyendo

ADOLESCENTES, EMIGRANTES Y REFUGIADOS

Las noticias sobre la cantidad de familias sirias que están tratando de entrar en Alemania ha conmocionado y pillado por sorpresa a la población mundial. Muchos de ellos son adolescentes, en los que su familia de origen ha confiado como si pudieran comportarse como adultos.

images-4

Un informe mexicano del año 2013 ya exponía que “cada vez más niñas y adolescentes emigran de países pobres…buscan empleo o huyen de la guerra y la violencia”. Dada la falta de oportunidades en sus lugares rurales de origen, “quieren trabajar, aprender, adquirir habilidades y recursos”. También huyen a veces de los matrimonios tempranos, o movidos por la muerte del familiar que les cuidaba. Buscan la independencia económica o madurar en sus vidas.

Como está ocurriendo ahora en Europa, viajan a veces sin el apoyo de sus familias, están expuestos a agresiones y tratan con personas desconocidas. Aun yendo con sus familias son vulnerables a robos, maltratos o violaciones, o a caer en redes de tratas de personas. Trabajan en restaurantes o labores domésticas, pero urgen acciones específicas con estos adolescentes emigrantes y refugiados por parte de organizaciones del tipo de las ONG. Sigue leyendo