EFICACIA REAL DE LOS PSICOFÁRMACOS EN ADULTOS Y NIÑOS

La influencia en el pensamiento médico de la industria farmacéutica ha sido puesta en perspectiva por las aportaciones relativamente recientes de los medios periodísticos, científicos y médicos, que este articulo intenta recoger. Esta influencia, que es determinante en la forma contemporánea de practicar y entender la medicina, en ninguna especialidad lo es tanto como en la psiquiatría , no sólo define los tratamientos sino las propias concepciones diagnósticas.

Por ejemplo, hemos llegado a creer firmemente que la psiquiatría ha hecho un gran progreso en tratar la enfermedad mental en los últimos cincuenta años, que los científicos descubren las causas de los trastornos mentales y las compañías farmacéuticas desarrollan un número de medicamentos eficaces para estas enfermedades. Sin embargo, y aquí puede estar el lío, hoy en día hay muchísimos más enfermos mentales que antes. Dado este avance en nuestros cuidados deberíamos esperar a que el número de personas invalidadas por trastornos mentales en cifras per cápita, debería haber declinado desde que aparecieron los fármacos y tras la aparición de Prozac en 1988. Por tanto, tendríamos que haber asistido a un descenso bifásico en la caída de los ratios de invalidez por enfermedad mental. En lugar de esto, a medida que la revolución psicofarmacológica se ha desarrollado, el número de enfermos mentales, se ha disparado hasta el cielo. Más aún, este aumento en el número de personas incapacitadas mentalmente se ha acelerado más aún desde la introducción del Prozac y de otras drogas de segunda generación. La cifra total, se ha multiplicado por tres. De éstos, el 46 % por trastornos afectivos (whittaker 2011 4-11).* Quizá lo más perturbador sea que toda esta peste se haya extendido a la población infantil.

trastorno mental

La elección de Reagan en el año 80 marcó quizás el factor más fundamental en la ascensión de las grandes compañías de la gran industria farmacéutica con un cambio en el ethos público acerca del amasar riqueza mientras la ética científica pasó a hacerse una ética comercial como nunca antes había sucedido.

Sigue leyendo

Anuncios

PSICOSOMÁTICA PSICOANALÍTICA (*IV)

Nuestro trabajo como psicoanalistas con estos pacientes se dirige a varios niveles: la psicoterapia con pacientes con un funcionamiento operatorio, ya sea provocado por una situación traumática actual pero con una trayectoria de un funcionamiento mental normal, o crónicos que suelen tener una historia de relaciones tempranas pobres, carenciales, abandónicas, etc. Son pacientes generalmente que están en un estado de fragilidad por su  pobreza en las relaciones afectivas, sentimentales, falta de intereses vitales (algunos de ellos apenas desarrollan actividades que les permiten la satisfacción de sus necesidades más básicas).

depresion-postparto_articulo_landscape

La psicoterapia de orientación psicoanalítica puede ayudar a estos pacientes a recuperar sus recursos emocionales, sus habilidades sociales, sus intereses intelectuales o artísticos etc. En nuestra experiencia, estos pacientes no suelen demandar asistencia psicoterapéutica directamente, sin embargo en las consultas médicas y en los centros de salud mental suelen aparecer con crisis de angustia difusa, con cuadros repetidos de enfermedades no muy graves y algunos sanitarios más sensibles a este tipo de problemas, los derivan a la consulta del psicólogo. El problema de la depresión esencial es que al no tener una sintomatología positiva, llamativa, no despiertan la alarma de la familia o de los sanitarios y solo es diagnosticada a posteriori, cuando ya han aparecido enfermedades más graves.

El otro nivel de atención psicoterapéutica es cuando la enfermedad ya se ha desencadenado. La aparición de la enfermedad no solo consiste en que un proceso patógeno da la cara por medio de sus síntomas, con todo el sufrimiento que implica por sí mismo, también supone un trauma psíquico de mayor o menor cuantía. El impacto de la enfermedad supone una herida en nuestra auto-estima que puede tener una gran importancia y al mismo tiempo la confrontación con un sinsentido desquiciante. Cuando enfermamos de una enfermedad grave uno de los primeros impactos es la sensación de desamparo que se despierta en nosotros. Nos sentimos tremendamente vulnerables y nuestro amor propio, nuestro narcisismo se resiente mucho. El temor a la muerte se presenta de una manera descarnada.

Creo que la creación de asociaciones de enfermos, sobre todo de enfermedades graves, viene a cubrir en muchos casos esta necesidad de escucha, apoyo. El beneficio que reportan no es solamente la mejor gestión y acceso a los recursos curativos y paliativos de estas enfermedades. También tiene la importancia afectiva de la contención, el acompañamiento, la solidaridad. Cada vez es más muy frecuente la instauración de psicoterapias de grupo tanto en asociaciones de afectados por enfermedades graves, como por las unidades de salud mental de algunos hospitales públicos. Yo he tenido la ocasión de supervisar a algunos colegas que hacían estas labores y he visto de primera mano la utilidad que tenían para estos pacientes tanto las psicoterapias grupales como individuales. En los momentos de crisis, la mayor utilidad de las psicoterapias es el apoyo, el ayudar a que los pacientes descubran y desarrollen al máximo sus recursos mentales, sus posibilidades de satisfacción en todos los niveles. Está más que comprobado que los pacientes que reciben ayuda psicoterapéutica suelen tener mejor evolución en su enfermedad.

En un segundo momento, las psicoterapias ayudan a un replanteamiento de sus vidas encaminado a la instauración de hábitos más saludables, tanto en el plano biológico, como el emocional. Esto es muy importante para elaborar la herida narcisista que implica la enfermedad. Cuando uno ha visto a la muerte de cara, es muy difícil no hacer una reevaluación de la propia vida. La psicoterapia permite a muchos pacientes no perder esta segunda oportunidad que, a veces, les da la vida.

loneliness

También me ha tocado en algunos momentos ayudar al bien morir de un paciente cuya enfermedad ha sido irreversible. Creo que esto también tiene una gran importancia.

No quiero terminar esta exposición sin hacer referencia a la importancia que tiene la buena salud mental y buen entrenamiento de los profesionales que se dedican a estos menesteres. El contacto con pacientes graves es muy iatrogénico. Hace poco me comentaba un colega  al que pidieron que supervisara a los psicólogos que trabajaban en una Asociación de pacientes de cáncer, que una de las primeras cosas que notó era la alta rotación de profesionales dedicados a este menester. Dejaban el trabajo relativamente pronto y con dificultades personales porque el estrés era muy alto. Se quemaban muy pronto. La supervisión permitió trabajar con más eficacia, pero también ayudó a los profesionales a protegerse mejor y manejar mejor sus propios sentimientos. Vieron que la psicoterapia grupal era bastante eficaz, pero también, que la supervisión grupal les ayudaba a tramitar mejor sus propias ansiedades.

 
Fco. Javier Alarcón

(IV)*Esta serie de PSICOSOMÁTICA PSICOANALÍTICA se compone de cuatro entradas (posts) que han sido publicadas en las semanas anteriores. Publicamos la cuarta. Atentamente.

CONTRIBUCIÓN DEL PSICOANÁLISIS EN EL DÍA DE LA SALUD MENTAL

10 de Octubre 2013

En el día de la salud mental, es de reseñar la extensa, importante e imborrable contribución del psicoanálisis a lo largo de los últimos  cien años de su existencia.

El  psicoanálisis ha tenido y tiene enorme influencia en los distintos dispositivos de Salud Mental de  países altamente desarrollados como Francia, Alemania, Suiza, Italia, EE. UU. o Inglaterra.

Las sociedades psicoanalíticas  y los  controles de calidad mantenidos, que requieren una titulación universitaria en psicología o medicina, frecuentemente psiquiatría o psicología clínica son garantía de la seriedad de sus profesionales.

Como resultado de lo anterior, algunos conocidos psicoanalistas son actualmente o han sido figuras de reputación internacional en el ámbito de la psicopatología, profesores de universidad, jefes de departamento de psiquiatría o catedráticos, como Glen O. Gabbard, Otto F. Kernberg, Andre Green, D. Willöcher, J. Manzano, etc.

Imageivo

Las producciónes científicas están consolidadas a través de la reputación y solvencia de  más de cuarenta publicaciones periódicas, nacionales e internacionales, con una antigüedad de más de noventa años.  La bibliografía sobre psicoanálisis es extensísima;  miles de textos publicados y decenas de libros anuales que renuevan las teorías y las técnicas.

Las aplicaciones del psicoanálisis  en la clínica de trastornos psicopatológicos graves en adultos, niños y adolescentes son permanentes, mediante abordajes individuales, grupales e institucionales. La vigencia de la mayor parte de la obra de Freud es hoy día incuestionable, así como la de  otros autores posteriores, como M. Klein o Winnicott para el tratamiento de niños, o de Bion o Kernberg para el tratamiento de patologías de la mayor relevancia, referencias usual no solo para los más de 12.000 psicoanalistas acreditados en todo el mundo e integrados en la Asociación Psicoanalítica Internacional sino para la mayoría de psiquiatras y psicólogos clínicos.

Los problemas de “urgencia” en salud mental  necesitan de la asistencia psiquiátrica, que afortunadamente ofrece el dispositivo público en los servicios de urgencia de los hospitales generales o psiquiátricos, pero  por su capacidad de prevención de éstas patologías,  por su acceso a la profundidad del psiquismo y por la experiencia clínica acumulada en promover la reestructuración psíquica permanente,  el método psicoanalítico presenta  indudables ventajas frente a todos los demás, que son muy posteriores y carecen del grado de profundidad necesario para abordarlas.

Por otra parte, la influencia del psicoanálisis en el arte en la pintura en movimientos como el surrealismo, dadaísmo, en el cine, la literatura, la sociología, la antropología, la filosofía y sus aplicaciones y derivaciones en campos como la consultoría, la política, la publicidad, el periodismo y el márketing han sido y son permanentes inspirando a autores como de Dalí, Bacon, Beckett, Bourgeois, Woody Allen,  y muchos otros; acaba de ser inaugurada en la Fundación Thyssen- Bornemisza una exposición sobre los sueños en la pintura y se acaba de cerrar otra en el Museo Princesa Sofía acerca de Dalí.

Pedro Gil Corbacho.