EL LLANTO DE UN NIÑO (**)

En nuestra consulta de niños recibimos padres impacientes e insatisfechos, hasta enfadados porque no se haga nada con estos estados de su bebé. A veces la madre está adquiriendo sus primeras experiencias en la crianza, sin otro modelo que el de su infancia, y, otras veces, sin una abuela que le ayude en el postparto, cuando los ahora conocidos “blues” o momentos de tristeza se han infiltrado en la mente de la madre puérpera.

Y es que sus bebés no pueden identificar y pensar claramente aún aquello que les incomoda, sólo saben llorar. A veces se les da palmaditas en la espalda por si tienen “gases” y así eructan. Forma parte de las manipulaciones con las que cualquier madre intenta proteger a su bebé, y de hacerle de algún modo saber lo que le va a ofrecer el mundo exterior a él. De paso, sabemos que desde que tiene un mes se calma al ver u oír a quien le está cuidando, y eso va trabando el lazo afectivo entre ambos, y representa el primer modelo emocional para el resto de nuestras vidas.

bebé

No sólo come y duerme el neonato, sino que está demostrado que es bueno aprovechar los estados en que comienza a escanear el medio, según está despierto. Con su mirada va a seguir los trastos coloreados que movamos cerca de su cara. ¿Por qué las primeras melodías que les tatareamos van a preferirse pasados los meses cuando se las pongamos? ¿Y los musicales o los móviles colgados enfrente de su cuna? Ahí están nuestros primeros juegos. Sigue leyendo

Anuncios

EL LLANTO DE UN NIÑO ( I* )

 “El niño pequeño con su llanto llama la atención de una persona experimentada, buscando alivio, y ello se convierte en una fuente de las motivaciones morales”. Hay que pensar que esta frase fue escrita por un neurólogo a finales del siglo XIX, según proyectaba una psicología científica. Era Sigmund Freud, y esta idea constituye una de las bases de la después llamada teoría de las relaciones objetales. No sólo de las relaciones que establecemos con otras personas, sino también de los pensamientos imaginativos que forjamos en nuestro mundo interno, de los sueños, así como de aquello que hacemos a lo largo de nuestra vida cuando nos sentimos mal o enfermos, y nos planteamos a quién dirigirnos para que nos ayuden.

bebe_llanto

Muchas consultas de psiquiatría infantil están motivadas por la dificultad de la familia ante el llanto prolongado del niño, y después, ante las variadas formas, somáticas o psíquicas, mediante las cuales se expresa la angustia, el dolor o la tristeza que no pueden comunicarse de otro modo. Algunos padres no toleran que su hijo llore y se preocupan mucho al verle mal. Especialmente por las noches, se generan a veces círculos viciosos en los que algunos padres se enfadan y prefieren dejar a su bebé llorando hasta que se calle.

De hecho el llanto es paradójicamente una señal de buena salud cuando el recién nacido ha asomado en el paritorio. De acuerdo con las modernas investigaciones, vamos a describir qué podríamos hacer en los dos primeros meses de vida cuando eso ocurre. Cuando hablamos de sostén y de contención siguiendo las ideas de psicoanalistas más modernos, las funciones recién citadas se concretan en actitudes que parecen mucho más corrientes. Freud fue pensando que en eso consistía el que la madre actuara como preconsciente o como una “paraexcitación” ( Drenaje del exceso de excitación por otras vías ) en ayuda del funcionamiento mental de su bebé.

Sigue leyendo

EL MODELO DE MANDELA

 Invictus es un poema breve ecrito en 1875 por el poeta inglés William Ernest Henley. Es también el nombre de una película de 2009 dirigida por Clint Eastwood sobre Mandela y su uso de la Copa del Mundo de Rugby en 1995 en Sudáfrica, como una oportunidad para unir al país. El título se debe a que Mandela se recitaba el poema a sí mismo, ayudándose a sobrellevar los 27 años de encarcelamiento. En la película Mandela le escribe el poema al capitán de la selección sudafricana, François Pienaar, antes del comienzo del campeonato.

 

El factor humano

La película está basada en el libro El factor humano de John Carlin. Cuenta los primeros años vividos en Sudáfrica tras la abolición del sistema segregacionista del apartheid. Tras ser liberado de prisión en 1990, Mandela logró llegar años después a la presidencia de Sudáfrica, y desde ese puesto se dispuso a construir una política de reconciliación entre la mayoría negra oprimida y la minoría blanca que se mostraba temerosa de una política vengativa del nuevo gobierno.

Mandela fijó su atención en la selección sudafricana de rugby, los “Springboks”. Internacionalmente no era una de las mejores selecciones. Además no contaba con el apoyo de la población negra que lo identificaba con las instituciones del apartheid. Mandela convocó al capitán Pienaar y juntos se empeñaron en un trabajo titánico para cambiar la mentalidad del pueblo sudafricano y orientarla hacia la unidad nacional.

 mandela

 

Convencer al enemigo Sigue leyendo