EL MODELO DE MANDELA

 Invictus es un poema breve ecrito en 1875 por el poeta inglés William Ernest Henley. Es también el nombre de una película de 2009 dirigida por Clint Eastwood sobre Mandela y su uso de la Copa del Mundo de Rugby en 1995 en Sudáfrica, como una oportunidad para unir al país. El título se debe a que Mandela se recitaba el poema a sí mismo, ayudándose a sobrellevar los 27 años de encarcelamiento. En la película Mandela le escribe el poema al capitán de la selección sudafricana, François Pienaar, antes del comienzo del campeonato.

 

El factor humano

La película está basada en el libro El factor humano de John Carlin. Cuenta los primeros años vividos en Sudáfrica tras la abolición del sistema segregacionista del apartheid. Tras ser liberado de prisión en 1990, Mandela logró llegar años después a la presidencia de Sudáfrica, y desde ese puesto se dispuso a construir una política de reconciliación entre la mayoría negra oprimida y la minoría blanca que se mostraba temerosa de una política vengativa del nuevo gobierno.

Mandela fijó su atención en la selección sudafricana de rugby, los “Springboks”. Internacionalmente no era una de las mejores selecciones. Además no contaba con el apoyo de la población negra que lo identificaba con las instituciones del apartheid. Mandela convocó al capitán Pienaar y juntos se empeñaron en un trabajo titánico para cambiar la mentalidad del pueblo sudafricano y orientarla hacia la unidad nacional.

 mandela

 

Convencer al enemigo Sigue leyendo

Anuncios

¿PARA QUE SIRVEN LOS CUENTOS DE HADAS?

Los cuentos….esas historias que se cuentan a los niños, plagadas de personajes fantásticos, de seres irreales que intervienen en aventuras extraordinarias que ocurrieron en la dimensión temporal Érase una vez” y se localizan en El país de nunca jamás”. Tienen la cualidad de recoger fantasías universales en el tiempo y en el espacio y ofrecen a la imaginación del niño nuevas dimensiones a las que le sería imposible llegar por sí solo.

Aunque son relatos anclados en la fantasía, en realidad hablan de aspectos reales de la vida, de problemas cotidianos, de grandes conflictos psicológicos, que toman forma de situaciones cotidianas. El cuento permite confrontar la realidad mediante la fantasía de lo irreal, esta paradoja es la entrada al acceso directo del niño consigo mismo. Los cuentos de hadas son exploraciones espirituales y por lo tanto, lo más parecido a la vida real, puesto que revelan la vida humana vista o sentida desde el interior” es así como los describe Lewis Carroll.

Image

Los cuentos hablan al Yo en formación del niño, pero envían importantes mensajes al inconsciente, dado que hacen referencia a problemas universales. A veces el niño puede no captar el contenido del cuento a nivel consciente, pero sí lo hace en el registro inconsciente gracias al lenguaje simbólico que metaforiza los pensamientos y sentimientos, llevándolos fuera de su contexto original. Lo que no nos permitimos decir ni decirnos, ya está dicho, lo dicen las Hadas por nosotros y nos invitan a apropiarnos del pensamiento sin culpa ni remordimiento. Es un lenguaje simbólico, claro está, pero como el simbolismo del lenguaje permite entrar en contacto con lo simbolizado sin tener que nombrarlo y el niño, que no puede hacerse cargo de su pulsionalidad emergente, de sus deseos imperiosos que demandan satisfacción inmediata, sí puede gestionarlos y tramitar sus urgencias internas si se presentan convenientemente simbolizadas.

Sigue leyendo