PIERRE MARTY: LOS SUEÑOS DE PACIENTES SOMÁTICOS Y MADRID

Pierre Marty ha sido una figura del psicoanálisis francés muy ligada a la formación de la Asociación Psicoanalítica de Madrid. Bastantes analistas en formación acudían desde Madrid a su clínica de la Poterne de Peupliers en la Ciudad Universitaria, y podían presenciar las primeras entrevistas que realizaba Pierre Marty. Distintos médicos de París remitían allí a sus pacientes somáticos, y, tras la discusión de las primeras entrevistas con el paciente se decidía cuál era la mejor forma de terapia psicosomática que estaba indicada así como sus características.

pierre_marty

En las entrevistas de Pierre Marty nunca faltaban las preguntas sobre aquello que soñaba el paciente, sin que su relato llevara a ninguna interpretación al estilo clásico, sino más bien a saber cuál era el tipo de función onírica con la que el paciente funcionaba. No es extraño que un psicoanalista español como Jaime Tomás, formado en Argentina a la sombra de Angel Garma y su teoría específica sobre los sueños, terminara su vida siendo un partidario de las ideas de Pierre Marty sobre la mentalización en psicosomática.  Sigue leyendo

Anuncios

LOS SUEÑOS EN EL DIARIO DE ANNA FRANK

Rosa, de 14 años y la hija de unos amigos, me preguntó este verano qué tal me parecía como lectura el para ella también famoso “Diario de Anna Frank”. Con sus padres había visitado en Amsterdam la casa-museo que le había impresionado por su austeridad y sencillez, pudiendo imaginarse fácilmente los meses que allí permaneció sin salir esa joven, en un reducto donde forzosamente tenía el camino de despliegue posible de sus fantasías.

anna_frank

Cuando fuimos juntos a la librería Rosa y yo, nos encontramos con dos versiones de dicho diario adolescente, quizás el más leído en todo el mundo durante las últimas décadas. Nuestra sorpresa no consistió sólo en la confirmación del horror del terror nazi, sino que la edición más reciente era la no expurgada por el padre de Ana, quien había censurado algunos comentarios críticos respecto de su madre y otras fantasías erótica de su hija.

Sigue leyendo

JOSÉ RALLO Y EL PSICOANÁLISIS DE LOS SUEÑOS (*II)

El Dr. Rallo ha elaborado conceptos más complicados, como la existencia de un doble contenido latente en el sueño, en el que se recogen enfoques de escuelas más modernas. Si estudiamos las hipótesis científicas sobre el trabajo onírico, entenderemos más fácilmente que proponga esos dos contenidos:

1) El primero, el clásico, histórico, descrito por Freud, está constituido

por los pensamientos latentes, en los que confluyen los restos diurnos y los

deseos y recuerdos infantiles reprimidos. A él se accede a través de las

asociaciones que parten del contenido manifiesto, rehaciendo en sentido

inverso el camino seguido por el trabajo del sueño.

2) El segundo contenido latente nos remite a la estructura y al

funcionamiento actual del aparato psíquico, en el que se incluye la fantasía

inconsciente, las ansiedades básicas, las relaciones internas de objeto y los

mecanismos de defensa.

 La complementariedad y sincronicidad de la historia biográfica y de la estructura de funcionamiento puede hacerse patente en todo material onírico. Se trata realmente de dos perspectivas desde las que considerar un mismo sueño y la relación con el terapeuta. En el fondo “son dos aspectos de la forma de trabajar con los sueños que creo que, en mayor o menor medida, todos utilizamos y que pueden servirnos … como un motivo de reflexión sobre nuestra práctica analítica con los sueños” (Rallo, 1985).

Hay otro enfoque de gran utilidad clínica si uno lo entiende y se acuerda de él: Las imágenes oníricas tienen una doble vertiente: narcisística y objetal. Cada imagen 1) puede representar un aspecto del soñante, al tiempo que 2) constituye el punto de partida de las asociaciones que, a través de lo desconocido, conducen a los deseos inconscientes.

Un ejemplo en el que Rallo basa este enfoque es el siguiente: “En el seno de una relación transferencial positiva surge el siguiente sueño,soñado la víspera: <<Veo la cara de mi padre, y sus ojos eran como dos lucecitas que se encendían y se apagaban.»… La primera asociación que surge es la de que los ojos de la paciente eran iguales a los del padre … En esta imagen onírica de la cara del padre muerto, se condensa una representación objetal, ( referida a las relaciones de objeto, es decir, a las relaciones que el individuo establece con los demás significativos saliendo así de su estado narcisista ) el recuerdo de la cara del padre, y al mismo tiempo una representación narcisística de la paciente a través de la identificación con el padre por el parecido -igualdad para el inconsciente de los ojos”.

sueños

 En otro trabajo de los años ochenta, Rallo compara dos series de sueños en los que, alternativamente, aparecen figuras muertas como vivas, y figuras vivas como muertas. Interpreta que es la consecuencia de la acción vengativa de los muertos que aparecen como vivos, y el resultado de la acción agresiva del soñante sobre los vivos que surgen así como muertos. En los sueños de muchos de nosotros reaparecen algunas de las personas que hemos perdido, en ocasiones idealizadas pero otras con el carácter de objetos destruidos y dañados a los que se busca regresivamente.

Sigue leyendo